Skip to content

¿Cómo es el celo en los gatos?

abril 19, 2020

Cómo dato curioso, ¿sabías qué la gata que más crías tuvo, parió un total de 420 gatitos en toda su vida? Sí, es algo sorprendente. ¡Cómo es que pudo tener tantas! Al tener muchos celos al año lo hace ser sencillo para ellas.  

¿Te has llegado a preguntar cómo es el celo de los gatos? Hoy queremos resolver algunas de las preguntas más frecuentes tales como: cuándo empieza el celo, cómo evitar que tengan crías indeseables o bien, si tu gata puede sangrar con la regla y qué comportamientos se pueden presentar cuando esté en celo. Si tienes gatos seguramente te has preguntado todas estas cuestiones. ¡Descubre las respuestas en este artículo!  

Para poder responder si reglan o no, antes debes saber cómo es la madurez y el celo de las gatas ya que así entenderás mejor como es su ciclo. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los seis meses de vida y tienen su primer celo a los ocho, aunque esto depende de cada raza, de su propio desarrollo, de si hay más gatos en casa y del clima en que estén, ya que si es cálido lo pueden tener incluso con tan solo cinco meses.

El celo de los felinos consta por ciclos que coinciden en la primavera y el otoño, que es cuando el clima es más agradable para que los cachorros puedan sobrevivir. 

El celo de las gatas tiene varias etapas, cada una con sus características propias.  

  • Proestro: en esta etapa se muestran todos los signos del celo, con el objetivo de atraer al macho. En esta etapa la hembra no deja que el gato la monte. 
  • Estro: siendo la fase más intensa del celo, la hembra acepta la monta. Las conductas del celo se acentúan. 
  • Metaestro: la gata rechaza de forma agresiva al macho y no permite que este se le acerque. 
  • Anestro: es el final del celo, la gata pasa por un declive sexual hasta el comienzo del próximo ciclo reproductivo. 

Síntomas del celo en la gatas

Los síntomas de una gata el celo son característicos y muy fáciles de detectar. 

  • Revolcarse: es el comportamiento más notorio, sucede tanto como en hembras o machos. Lo podrás ver revolcándose en cualquier lugar la mayor parte del día, con el propósito de esparcir su esencia y sus pelos por todas partes. 
  • Ronronear: La gata se vuelve mimosa y cariñosa, por lo que ronronean con más frecuencia y por casi cualquier motivo, no importa si no está recibiendo caricias. 
  • Maullidos y vocalizaciones: un signo característico son los intensos maullidos, que es imposible ignorarlos ya que lo hacen con frecuencia y su volumen es muy alto. El objetivo de esto es llamar la atención del las posibles parejas sexuales. 
  • Orinar: las gatas esparcen su olor orinando en todas partes, regando su olor. A través de este aroma atraen a los machos. 

¿Las gatas tienen menstruación? 

Como sabemos en algunos mamíferos, e incluso con los humanos, parte del ciclo de reproducción incluye la ovulación, pero a diferencia de ellos, el sistema de las gatas es distinto.

La ovulación se trata simplemente de la del liberación del óvulo, lo que determina los días fértiles de la hembra, si el óvulo no es fecundado entonces se da lo que conocemos como menstruación o sangrado. En las gatas se libera el óvulo solo cuando existe la fecundación, lo cual ocurre cuando la gata ha sido montada y ya ha tenido lugar al apareamiento e inseminación.  

Teniendo en cuenta lo anterior, ¿las gatas tienen la regla? No, esté esteriliza/castrada o no, no tiene que haber ningún tipo de sangrado. Para que la pudieran tener tendrían que ovular, es decir, los ovarios tendrían que producir óvulos regularmente, cosa que no pasa. Por este motivo, no veremos o no tendríamos que ver ningún rastro de sangre. 

  • Dado que las gatas no tienen la menstruación, si se presenta sangrado vaginal se debe acudir al veterinario ya que no es un síntoma normal. Existen algunas causas por la que tú gata sangre tales como: infección uterina, heridas, obstrucción intestinal y úlceras intestinales.  

¿Menopausia en gatas?  

A partir de los siete años de vida podemos empezar a observar irregularidades en los ciclos, además, las camadas se vuelven menos grandes. La edad fértil de las gatas finaliza a los doce años aproximadamente.

En este momento, la gata disminuye su actividad reproductiva y deja de poder mantener crías en el interior del útero, por lo tanto, ya no podrán tener gatitos. Por todo esto, las gatas no tienen la menopausia, simplemente se producen menos ciclos y la incapacidad de tener cachorros.  

Durante este largo período se producen varios cambios hormonales, por lo que será algo normal empezar a notar cambios en su conducta. El más notorio será que ya no tendrá tantos celos y que no serán tan seguidos. Estará más calmada, aunque esta fase se considera crítica ya que pueden aparecer distintos problemas de comportamiento más complicados, como la agresividad o las pseudogestaciones (embarazo psicológico).  

  • Como te puedes dar cuenta, las gatas no tienen menopausia, pero si pasan por un periodo crítico donde debemos estar más pendiente de ellas y así evitar problemas mayores.  

¿Como gane $1000 hablando de gatitos? Gato con dinero